El futuro de la movilidad eléctrica,
un compromiso de todos

El medio ambiente ha venido tomando cambios drásticos en la última década, por esa razón, el mundo entero le está apostando a nuevas alternativas para preservarlo y poder lograr preservar la atmósfera y el tiempo de la humanidad en la tierra.

El panorama resulta prometedor, pues en el año 2018, la venta de vehículos eléctricos aumentó en un 64% a nivel global, esto debido a la concientización de las personas por reducir las emisiones y la combustión de los vehículos tradicionales; y la economía como la conocemos, también tendría un cambio drástico, puesto que la utilización del petróleo para crear el combustible se verá reducida, y la energía necesaria para los vehículos podrá ser una energía solar, o una energía eólica (es la energía que se produce con el aprovechamiento del viento) más barata.

El futuro de la movilidad eléctrica se ve prometedor, la venta de vehículos de combustión ha bajado exponencialmente y, como ya lo revisamos, la venta de vehículos eléctricos aumentó. Es un gran avance para nosotros como sociedad, y como país, pues debido a estos pequeños cambios, podemos reducir la contaminación que tanto está logrando afectar a las grandes urbes, como a los pequeños pueblos de nuestro país.

Cambiar el medio ambiente y cuidar el planeta solo depende de nosotros. La concientización debe seguir tomando mucha más fuerza, y las alternativas ecológicas deben ser cada vez mayores.